viernes, 17 de mayo de 2013

Día 121


Hum...

Hola a todos! Cómo ha ido el día? Espero que bien. Sigo pensando que, si alguien tiene un buen día, los que estamos alrededor también lo tenemos. Y así, la sonrisa del mundo se va extendiendo... lo malo es que, aquellos que no sonríen, también pueden hacer que los demás dejemos de hacerlo. Así que... ánimo!

Bien, os cuento que esta mañana me he levantado bien tempranito para bajar a desayunar y hacer cuanto la sesión de fuerza. El motivo no era otro que seguimos con días de sol y lluvia, y ya que daba lluvia a partir de mediodía, quería ir a la gestoría por la mañana y hacer las gestiones de la declaración de renta. La primera sorpresa del día ha sido, al despertarme y ver que todavía caía algún copo de nieve. ¿Nieve a mitad de mayo? Quién lo diría...

En cuanto a la sesión de fuerza, poco os puedo contar que no os haya contado ya. Así que no le daré muchas más vueltas. Simplemente decir que lo sigo haciendo con gusto. Al regresar de la gestoría, he bajado a la sala de fisio para hacer un rato de pedalier con las piernas. Poco a poco, con un poco de esfuerzo y empeño, voy consiguiendo una extensión mayor de las piernas. Y es algo que me alegra. Os he habado pocas veces de ellas; pero para mí, las piernas son muy importantes. A pesar de ir sentado, hacen que esté estable y me dan seguridad. Sobretodo, cuando voy con la silla eléctrica por la calle a 10 km/h y necesito ir fijado a ella. Además están las transferencias, el conducir, el moverme en la cama... cuidarlas es algo que me preocupa; y ver que el pedalier es bueno, hace que el ejercicio se refuerce por sí mismo.

He terminado el pedaleo casi a la hora de comer; por lo que no he hecho mucho más. Nada más comer, he acompañado a un residente que lleva poco tiempo en el centro hasta la parada del autobús. Se iba el fin de semana a casa y todavía no tiene muy claro dónde está la parada del bus que le lleva a la estación de tren. He regresado al CRE y he descansado un poco antes de ponerme, con “Pedi”, a ver un episodio de una serie que vemos de vez en cuando con capítulos de 40 minutos, que nos vienen justos para la sesión.

Y poco más. Mañana es mi día de descanso; así que aprovecharé para salir y regalarme un libro, un paseo y una comida. Por lo que no os escribiré hasta el domingo.

Disfrutad de vosotros mismos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada