domingo, 29 de julio de 2012

...31... QUEDA UN MES!!!


Hum...

Hola a todos! Cómo ha ido el fin de semana? Espero que bien, y que la emoción de los juegos esté impregnando vuestros días. Yo, he de decir que, excepto ayer que salí por la tarde, y las horas de trabajo físico y de comer y dormir, no me he separado de la pantalla de ver a unos y a otros. La ceremonia, aunque un poco larga, fue una pasada; y me trajo muchos recuerdos de la vivida en Atenas (la de Beijing no la vi porque preferí descansar de cara al día siguiente que comenzaba la competición). Espero, en esta, buscar la cámara en el desfile para poder saludaros a todos.

De momento, de todo lo que he visto, me quedo con el IPPON que ha marcado el judoka español en su primer combate a un rival italiano. En un pabellón (el mismo donde se realizará la competición de boccia) con algo más de 10.000 personas, los gritos del italiano por intentar librarse de la presa, eran estremecedores. Han sido 25 eternos segundos que han dado la victoria al español con el italiano en el suelo sollozando por la derrota. Se me ha puesto la carne de gallina. El deporte es así: a veces, te esfuerzas, gritas, lloras, y aun así no logras tu objetivo. Y a veces peleas, te esfuerzas, das el máximo, y sí que lo logras. Es así de sencillo. Lo das todo, y a veces ganas y a veces pierdes; pero, lo importante, la esencia, es que tienes la oportunidad de darlo todo, de gritar, de esforzarte... creo que en TVE están pecando de la ansiedad de emitir una medalla, y se están perdiendo los grandes momentos que se están quedando en el camino de todos estos deportistas.

En cuanto a mí, ayer tuve el día de descanso. Así que aproveché para dormir un poco más, aunque con el sistema de megafonía del centro es francamente difícil hacerlo más allá de las 8:30. Me quedé toda la mañana viendo competiciones, y me fui por la tarde a ver a mis amigos de pollito y gatito, que volvían a montar un puestecito de broches en otro mercado medieval de la zona. Me vino bien coger el coche, pasear, airearme, comer algo fuera del centro, oxigenarme... no hice nada especial; y creo que, en esa sencillez, de estar con dos personas, charlando, encontré el descanso que realmente necesitaba.

Hoy, a pesar de ser domingo, tocaba trabajar la condición física; así que, después de desayunar y ver el judo, el waterpolo y el voley playa en la tele, he puesto a “pedi” en el escritorio y hemos visto otro episodio de Modern Family. Apenas me quedan ya, cachis... y bueno, entre la oferta de deportes en la tele y que la mitad de la gente está de vacaciones, y otros tantos se han ido hoy al descenso adaptado del Sella, he optado por quedarme en la habitación hasta la hora de comer.

Por la tarde, tocaba sesión de aeróbic, que hacía ya una semana que no lo hacía. Y bueno, con la pereza de la tarde, me he hecho al ánimo y la he hecho, pensando en el beneficio de esforzarse en soledad, aunque sea domingo, y de seguir inculcando y trabajando esa actitud de seguir adelante.

Y poco más. Ya he merendado, os estoy mandando el blog y me quedaré viendo el baloncesto hasta la hora de la cena.

Nos vemos mañana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario