miércoles, 26 de enero de 2011

Día 103

Hum...

Buenas tardes!! Hoy necesitaba un poco de intensidad en mi vida, así que os escribo mientras escucho el Bolero de Ravel. Dicen que es una marcha demasiado fuerte para algunas personas. A mí, junto a la música de Carmina Burana, me sirve para levantar el ánimo esté como esté.

Pero tranquilos, que no es que esté decaído. Es solo cansancio del día. Ese cansancio que te hace sentir vivo... esta mañana hemos tenido piscina. El termómetro hablaba de unos cuántos bajo ceros. ¿Y qué?. Al agua! A trabajar! Ha sido intenso. Un poco de ejercicio de brazos, un poco de piernas, una inmersiones, un poco de agua por la nariz... me sigue resultando gracioso que la chica ciega que viene a nadar con nosotros cuchichee en voz baja a las otras chicas: -”mira, mira, que el socorrista te está mirando”- jajaja!! A pesar de ser una hora, no más, es el ejercicio más intenso que hago, junto con el aeróbic. Pero también es el que más disfruto por la sensación de ingravidez. -”Chema, ven”- Y voy dando pasitos... mola. Y bueno, después de la pisci, vuelvo al centro a comerme lo que se me ponga por delante.

Después, aprovecho que no tengo tiempo suficiente para hacer una siesta, y me quedo meditando encima del colchón. A veces entra una auxiliar a dejar la ropa de la lavandería, y se le escapa un pequeño -”ayssss”- Al verme encima de la cama con las piernas cruzadas. Pero se le ve cierta cara de curiosidad. Un día le explicaré en qué consiste... Y bueno, después del descanso, me he ido a aeróbic. Hoy me ha costado un poco. Pero no porque estuviese con los hombros cansados, sino porque la piscina me ha cargado un poco el cuello. Aun así, ya llevo varias sesiones que sigo toda la clase sin parar, sin quejarme... jejeje. Cualquier día me paso al spining ese.

Tras el aeróbic, me esperaba El Maestro para jugar la partida de los miércoles. Esta vez, ha durado algo más de una hora y cuarto. Ha estado muy bien. Es un rato en que estamos a solas, charlamos de jugadas, de películas de ajedrez, de artículos de prensa... pero todo dentro del contexto y la concentración necesaria para seguir jugando. Hoy me ha enseñado una defensa en damas, o algo así, que consistía en tener todos los peones en los cuadrados blancos, protegiendo unos a otros. Ni idea de cómo lo ha hecho, pero me ha dejao flipao. Me encanta perder con este hombre! Ganar ya sería la leche!! jajajaja!

Y poco más. El cielo está precioso, de un color rojo anaranjado, preámbulo de la helada que nos viene encima. Poco a poco, va anocheciendo más tarde, y se nota en los ánimos de la gente. Sin darnos cuenta, ya hemos llegado al ecuador de la semana; y se oyen pequeños planes de fin de semana por parte de los trabajadores del centro.

Lo dicho, estad bien. Os veo mañana.
Un abrazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario