martes, 19 de octubre de 2010

Día 4

Hum...
Hola a todos! esto se mueve... ya tengo horarios de entrenes, de jornadas de liga, de piscina... y esta misma tarde empezamos a lanzar bolas. Será la primera toma de contacto con el pabellón. Ya os contaré. Ayer, era la última tarde que iba a tener libre; así que opté por coger el coche, dar una vuelta, integrarme en el tráfico de León, aparcar en una calle cualquiera, y perderme por las calles. Y la verdad es que me sentó de maravilla. eso sí, con la cazadora, los guantes y la cara de estreñido, jajaja. La ciudad me ha encantado. La gente camina y camina, vas adelantando a todos por las aceras, con un gentío típico de un día de compras navideñas. El caso antiguo está muy definido, y muy protegido del tráfico. Has de olvidarte del coche si quieres pasear por el centro. Por cierto, los cojos no pagamos en la zona azul en León!! Aysss, casi le doy un beso al guardia cuando me lo dijo! Así que, puedo aparcar donde me dé la santa gana. De todas formas, la intención es tocar el coche lo menos posible; dejarlo guardadito en el garaje... pues eso. Vi la catedral de León por primera vez. He de decir que me pareció muy pequeña por fuera, muy... normalita. Pero cuando entras... uf, no pude evitar soltar un pequeño "joder...". Nunca había visto una catedral con tantas vidrieras. son enormes, y preciosas. Le hice unas fotos con el iphone, pero a ver si me acerco con la cámara y le hago unas cuantas fotos, porque es digna de ver. Con razón, se construyó en la época de la búsqueda de la luz. Y no se queda corta! Después, paseé por una avenida, como recomendación de un amigo, hasta encontrar el convento de San Marcos. Actualmente lo han convertido en un hotel de 5 estrellas GL; impresionante tanto en su tamaño, como en los detalles de la fachada. No tiene mucho que envidiar a la catedral. Os mando unas fotos.
Y bueno, en cuanto a la residencia, o centro como lo llaman aquí, voy descubriendo sus despachos, sus pasillos... y sus extrañas costumbres. Hay una megafonía por la que se rigen todos. Avisa de la hora de comer, de la hora de la piscina, si tienes una llamada, si alguien te anda buscando... Por las noches, tienen un horario curioso. hay una guardia de seguridad que cierra las puertas de la calle y las abre a las horas impares. Esto quiere decir que, si te vas de fiesta, o vuelves a la 1 o a las 3. Pero si vuelves a las 2, te quedas en la calle. Qué cosas... pero bueno, con la rasca que hace aquí, no creo que salga mucho, jajaja. Hoy, sin ir más lejos, a las 8:30 estábamos a -2 grados.
Y poco más. Esta tarde empiezo los entrenes. Ya os iré diciendo. Mientras tanto, estad bien.
Besos!
P.D.: voy intentando responder a vuestros correos conforme me llegan. Tened paciencia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario