martes, 12 de abril de 2011

Día 179

Hum...

Hola chicos! Cómo ha ido este martes? Parece que el tiempo no da tregua, y sigue marcando las temperaturas de los últimos días, eh? El otro día, regresando de las pistas de esquí, vi los primeros cerezos en flor... aysss!

Bien, os cuento que, como viene siendo habitual, el día ha sido tranquilo y sencillo. Por la mañana, tras desayunar, he subido a hacer pedalier. Hoy, mientras pedaleaba, he paseado en moto por un camino de la selva boliviana. Ha sido muy entretenido! La moto de ayer estuvo bien, pero el paisaje, de la zona de Sevilla, era un poco soso... hoy molaba mucho más. Después del pedalier, y tras hablar con mi entrenadora de cosas propias de los entrenes, me he dedicado a revisar y arreglar armarios. Este fin de semana me marcho a una competición de tiro en Valdepeñas, y tenía que poner algunas cosas en orden antes de irme. Hoy, tampoco he tenido fisio, pues siguen con las valoraciones funcionales. Lo echo de menos un montón. Sobretodo mis lumbares y mis psoas. Me siento un poco agarrotado. Y lo malo es que veo que voy a estar sin él, por lo menos, hasta el 3 de mayo. En fin... el fisio, es una de esas cosas que siempre he valorado por los beneficios que aporta. Si alguna vez he recortado gastos por algo, el fisio nunca ha sido uno de ellos. Tendré que mirar alguno por mi cuenta para estos días de ausencia; que, a fin de cuentas, para eso está la beca que nos dan.

Después de comer, hemos ido al pabellón a entrenar. La situación graciosa de hoy la ha puesto el residente jovencillo cuando, de camino al pabellón, al girar una esquina, ha aparecido una chica joven que estaba bastante bien, y él ha exclamado un breve “wow” que se le han salido hasta los dientes postizos que tiene al suelo. Jajajaja! La cosa ha dado mucho juego luego con las bromas. En cuanto al entrene, ha estado bien. Ha sido un poco más relajado que otros días; pero preciso. Llevo un par de semanas probando un método de concentración y visualización, y parece que me va bien. Es cierto que invierto más segundos en lanzar cada bola, porque antes de hacerlo he de hablarme a mí mismo y visualizar dónde quiero que vaya. Pero los resultados, poco a poco, van siendo más precisos. Recuerdo que el partido de cuartos de final del mundial de boccia, lo perdí en la última bola, por una diferencia de 2 cm. en una bola que lancé a 9 metros. Este año, ese error no debe existir...

Y poco más. Voy a ver si meriendo algo breve, nueces tal vez, y no estoy salivando hasta la cena. Me alegra ver que el blog ha llegado ya a las 3.000 visitas!!! gracias a todos los que me seguís, a los que escribís, a los que no... en parte, el sentido del blog es que vosotros lo leáis.

Un abrazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario